¡ Preparémonos para el Cambio!

¡ Preparémonos para el Cambio!

Carl Sagan

La primera gran virtud del hombre fue la duda, y el primer gran defecto la fe.

Albert Einstein

En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento.

jueves

Como trabajar o estudiar menos tiempo y conseguir mejores resultados.


¿Te gustaría tener más tiempo libre y no sabes de dónde sacarlo? y
¿ser más efectiv@?, ¿ser más productiv@?
En definitiva, ¡mejores resultados empleando menos tiempo!


Luis García Carrasco, autor del blog El Arte de la Memoria, experto en técnicas de estudio, lectura rápida, métodos de memorización y gestión del tiempo y productividad que enseña en seminarios en Madrid y en su libro “Lo que Deberías Aprender antes de Aprender” del que hablamos aquí, nos envía a El Lector Alternativo Opina un artículo que nos interesa a todos para optimizar nuestro tiempo en la vida diaria y no sólo a los opositores o estudiantes jóvenes.

Como parte de una serie de dos artículos dedicados al alto rendimiento en el trabajo y los estudios, “Cómo trabajar o estudiar menos tiempo y conseguir mejores resultados” nos introduce en los prerrequisitos y el tipo de motivación necesario para conseguir tal propósito.

Estas son las claves:


IDEA
¿Te gustaría tener más tiempo libre y no sabes de dónde sacarlo? y…
¿ser más efectiv@?, ¿ser más productiv@?
En definitiva, ¡mejores resultados empleando menos tiempo!


REQUISITO
Necesitas tener un objetivo. Y, si no lo tienes, ahí van algunas ideas para querer trabajar o estudiar eficaz y eficientemente:

Disponer de (más) tiempo libre
Disfrutar de los días o semanas de vacaciones sin tener que pensar en lo que tienes que hacer
Ídem sin tener que trabajar o estudiar
Acabar tu jornada de trabajo o estudio en el tiempo que te marcas, quedando satisfech@ con la labor hecha y sin seguir pensando continuamente en ello durante el resto del día y de la noche
¿Cómo debe ser tu objetivo? Claro, preciso, escrito en primera persona, en positivo y en una sola frase.

Ejemplos:

“A partir del día 15 de este mes, empiezo a estudiar 2 horas al día (de Lunes a Viernes). Soy altamente productiv@ y apruebo con facilidad. El tiempo que queda libre lo empleo en (algo que me gusta mucho) [quedar con amigos / ir al cine / hacer deporte / hacer ganchillo / jugar con mis hijos / pasear con mi pareja / ...]”;

“Termino todas las tareas que me han asignado en el trabajo cada día, 2 horas antes de que acabe mi jornada laboral. El tiempo que queda libre lo empleo en (algo que me gusta mucho) [quedar con amigos / ir al cine / hacer deporte / hacer ganchillo / jugar con mis hijos / pasear con mi pareja / ...]”;

RESUELVE TUS CONFLICTOS INTERNOS

Para que toda tu mente y cuerpo empujen al unísono en un solo sentido hacia la consecución del objetivo marcado, es importante que antes de tomar la decisión de conseguirlo, hagas un ejercicio de introspección. Se trata de preguntarte a ti mism@ si existe algo en tu interior que vaya en contra de lo que pretendes lograr.

Por ejemplo:

si tu objetivo es hacer méritos para ascender y ganar más dinero, imagina que el nuevo puesto de trabajo que obtendrás, una vez logras el ascenso, conlleva una gran carga de responsabilidad frente a clientes y a subordinados para la que no estás preparado o que no quieres asumir.
Si, una vez te das cuenta de que no quieres cargar con esa responsabilidad, decides que merece la pena trabajar por el ascenso, debes cambiar esa parte dentro de ti que prefiere eludirla (responsabilidad).
Porque de no hacerlo: a) te va a resultar mucho más difícil cumplir tu objetivo y b) una vez lo consigas, te va a ser complicado, si no imposible, disfrutarlo
En resumen. Si en tu mente todo está de acuerdo con la consecución del objetivo, tienes recorrida la mayor parte del camino.

MOTIVACIÓN EN BUSCA DEL OBJETIVO

Es importante que tu objetivo esté formulado de forma que te impulse a moverte hacia el mismo y no huyendo de lo que supondría no conseguirlo. Fíjate, en los dos ejemplos de arriba, una mala formulación hubiese sido:

“A partir del día 15 de este mes, empiezo a estudiar 2 horas al día (de Lunes a Viernes). Porque si no, no voy a aprobar”;

“Termino todas las tareas que me han asignado en el trabajo cada día, 2 horas antes de que acabe mi jornada laboral porque si no, no le voy a poder pedir a mi jefa que me deje salir un poco antes el mes que viene, con garantías de que me dé el ’sí’.”

Si añades la cursiva al enunciado del objetivo, estás indicando que quieres conseguir el objetivo para alejarte de algo que no quieres para ti, no aprobar en el primer caso y no poder salir antes el siguiente mes en el segundo.

Lo que ocurre cuando huyes de las consecuencias de no aprobar o no conseguir cierto logro en el trabajo es que estás presionándote en forma de ansiedad. “Mejor conseguirlo porque si no… [algo malo va a ocurrir]”

En cambio, si piensas en lo que vas a disfrutar una vez has conseguido tu objetivo, te estás cuidando y mucho. “Cuando lo consiga … [cosas buenas van a pasar]”

Luis García Carrasco



El siguiente artículo tratará sobre cómo planificar tus tareas de forma efectiva para cumplir el objetivo que te marcas.

Luis escribe habitualmente en El Arte de la Memoria.org sobre Lectura Rápida, Métodos de Memorización, Técnicas de Estudio, Gestión del Tiempo, Productividad y Crecimiento Personal. Es autor del libro “Lo que Deberías Aprender antes de Aprender” y enseña personalmente en los seminarios presenciales “Aprendiendo a Estudiar” celebrados en Madrid (España).



“The law of attraction is this: You don’t attract what you want. You attract what you are.”"Tu no atraes lo que quieres. Tu atraes lo que eres."